martes, 12 de febrero de 2008

La noche del melón loco


Estábamos en el almacén haciendo las compras, preocupados por proveernos de bebida y alimentos, como todos los días a media tarde. Ya llevábamos casi tres semanas tomando Fernet y cerveza, lo transpirábamos. En un almacén vendían el Vittone a 12 pesos y le habíamos tomado cariño a la vendedora porque en otros lugares te fajaban 25 pesos un Branca botella chiquita.
Nikki dijo: esta noche no quiero tomar más Fernet (o algo así). Pegué un vistazo a la proveeduría y vi un maduro melón que me hacía señas de que me lo llevara. Lo agarré, pedí dos vinos blancos y lo llevamos.


Cuando cayó la noche conseguimos hielo y se preparó el exquisito elixir, agregándole el vino y el azúcar al hueco frutal (?). Todos pasaban por nuestra carpa y miraban con cariño al amigo amarillo, y raspaban las paredes con cucharas, cuchillos y dientes.



Acá podemos ver como el melón quiso comerse el cráneo de Nikki al grito de "cerebroooooss".


Sol cargando el melón cuan negra mazamorrera, el payaso chocho de contento aprovechando la situación distractiva y apoyándola.


El dandy de Nikki bailando con Rennie, tomando su extremidad superior con la misma delicadeza que sostiene al melón. Renata Dellorti contentona por la ingesta de Fernet.


Renata alegrona otra vez. Nikki amotinadísimo con el melón loco.


Y por último las danzas efusivas de Renata con Ezequiel, levantaron toda la tierra del camping con sus bailes calientes bailes desaforados. El amplificador de los payasos más los reproductores de mp3 y mp4 hicieron una combinación explosiva, el verano que viene llevo mis luces bolicheras y a la mierda todo !







El día que nos volvíamos en el bar del camping oh casualidad estaban comercializando melones.

¡ JUS TI CIA !

3 comentarios:

Renatita dijo...

Pero QUÉ BIEN BAILABA ESE MUCHACHO!!
(vos también Pichoncito de mi vida, eh!)

Y además...QUÉ BIEN ESTABA ESE MELOOOOOOOOOOOOOOON!

SALIA COMO TROMPADA!

Este jueves presento a la pandilla loca re top y re pro creo eh....

NIKKI dijo...

Gracias por el piropo Ren, pero seamos buenos: entre el pedo que iba tomando fuerza en mi y el intento de malabarismo con el melón para que no se me caiga el vino, me encontré bailando torpemente cual Gino Renni.

Y doy fe que el gordo la rompía: cantaba, tocaba la viola, hacía el baile del robot y bailaba cumbia como un Fred Astaire con anábólicos y corticoides!!

Eme dijo...

"El día que nos volvíamos en el bar del camping oh casualidad estaban comercializando melones.
¡ JUS TI CIA !"

JAAJJAAJJAJJAJAJJAJAJAJJA!! Estallé con ese final....