jueves, 31 de enero de 2008

X-treme (??) Por MeL


Yacíamos cuan reptiles al costado del arroyo, admirando el zarpado paisaje, disfrutando el silencio de las montañas, conectándonos con la Pachamama, cuando de repente "rummmmm ruuuum rrrrummmm". Un camión se acerca, maniobra y se estaciona a escasos metros nuestros para juntar piedras. De más está decir que rompió instantáneamente la armonía del lugar y nuestra paz.

Momentos de ocio antes de que llegara la visita ruidosa




El arribo de la bestia



VMEG? Esta fue nuestra primer reacción. Luego pensamos en pincharle las gomas con un cortaplumas, pero nos rescatamos de que no llevábamos uno encima. Además, estábamos demasiado relajados como para ponernos violentos.)

Pasaron los minutos (ignoro cuántos, felizmente habíamos perdido la noción del tiempo) y decidimos retornar al hospedaje de Clarisa. Probablemente haya sido porque no teníamos más provisiones y estaba pintando bajonazo. Agarramos nuestros petates (?) y emprendimos la retirada, a paso lento. Luego de caminar unos metros, y ya sintiendo el cansancio de la subida entre las piedras, notamos que el camión venía detrás nuestro. El destino.


Ahí nomás Pit tuvo la brillante idea de pedirle al conductor que nos lleve, ya que ibamos para el mismo lugar y el regreso era en subida. Primero el hombre se negó por llevar carga peligrosa (unas infinidad de rocas grandotas), pero luego de que nuestra RRPP pronunciara las palabras mágicas, accedió. Ignoramos qué fue lo que dijo para convencerlo, pero suponemos que le ofreció un pete loco a cambio del viaje (promesa que obviamente no cumplió).

La caja del camión estaba muy alta, no tenía 'tapa', estaba repleta de piedras y oxido por doquier. Igual hicimos tripa corazón y subimos. Piecito, upa y diversos trucos (?) tuvimos que emplear para treparnos, carcajadas mediante.

Vamos de paseo pi pi piiii




(rodilla de Pit, que se incrustó en el camión en un intento frustrado por subir)


Pintaba heavy el viaje en esas condiciones, sobre todo teniendo en cuenta el angosto camino, las subidas constantes y el amague del desmoronamiento de piedras. Pero por suerte no fue tan malo como pensábamos. De hecho, más allá de unas rocas clavadas en el upite, tierra por todos lados y algunas ramas que amenazaban con sacarnos un ojo, fue una travesía feliz.



Un fragmento del viaje:

video

miércoles, 30 de enero de 2008

Sobre los pokemones








Podrán imitarnos, pero igualarnos, JAMÁS.

No te quedes afuera (Gracias Gilda)




Una noche en Cafayate, Salta, decidimos ir a un bar donde se comentaba que había ROCK, algo que necesitábamos desesperadamente luego de varias noches de folklore, cumbia y fogones bajoneros. Nos alistamos para salir (lo que incluye cavado, lavado de chasis, peinadura de bigotes y demases) y salimos medianamente presentables, con poquita tierra en los pantalones y las zapas. Arribamos al local y nos alegramos en demasía al escuchar Mano Negra, Café Tacuba, Todos tus Muertos y otras bandas que nos llegan hasta lo más profundo de nuestros corazones y alimentan nuestro traumadito espíritu.



El lugar poseia un hermoso patio para tomar aire fresco por lo que sin dudarlo, nos dirigimos hacia allí, sonrisas mediante. De repente, un viento sopla bien fuerte y una bocanada de aroma a hierba inunda nuestras fosas nasales.
"Uy, se estan fumando uno, que ganas tengo yo!", le dice Patricio a la inocente Renata. "Y bueno, armemos uno, ya fue". Mientras Patricio comenzaba a picar, Renata miraba. Entonces, amablemente, le ofrece su ayuda en tan fina tarea. Ella toma un fragmento más de piedra y justo cuando estaba por colocarlo en la palma de su mano izquierda....






LUZ AZUL. Proviene de una linterna! Un infiltrado de anteojos y andar vergonzoso se anima a decir:
"¿Qué es esto? A ver..." Lo hurta de las manos de la, nuevamente y para que quede bien claro, inocente Renata. Lo huele. SI, LO H-U-E-L-E. Y arremete: "ESTO ES UNA FALTA DE RESPETO. Se retiran ya mismo".
"Pero pero...."
"Pero nada! Se van".




La cuestión es que vimos como Renata y Pato salían acompañados del local hacía la vereda, y obviamente no íbamos a dejarlos en banda... Para colmo ellos tenían el faaaaaaaaaaaaso, que era escaso. Nos quedamos en la esquina, con la estima por el piso y nos sacamos una foto looser. Igual no nos daríamos por vencidos, arrimamos a otro bar donde tocaba una banda rollinga llamada Perro Ciego, bastante aceptable.
Entre algunos vasos de fernet jugamos un cadáver exquisito, este fue el resultado:








(click pa agrandar)



Luego volvimos a entrar al lugar de donde nos habían echado, para terminar la noche triunfales y del ortón pero con la frente en alto.




* Por Rennie y Pituten

Pokemones cancheros






















Pintaditos al óleo

¡Capricornio y rock and roll nene!


Cazá este FX torres gemelas. Qué Hollywood ni Hollywood.



"Quisiera ser un pez"


Para que el cepillado de los dientes cumpla eficazmente su cometido, es preciso que se convierta en una rutina cotidiana al levantarse, después de cada comida y, nuevamente, antes de acostarse. La regularidad es determinante, ya que la placa bacteriana se forma de manera continua, y sólo eliminándola una y otra vez se podrá evitar su efecto nocivo.





Otra razón que condujo a los investigadores a esperar la presencia de vida en Marte eran los cambios estacionales de color en la superficie del planeta



Yo pago el quinto whiskola carajo.



¡Rápido Pit, que se derriten los shelos!






No te tengo miedo.




¿Da para una siestita?





Uhhh locooo estoy en Disneylandia.











Porque no trajeron el Pikachu lpqlp.






Mientras llega la comida miremos las estrellas (??)




martes, 29 de enero de 2008

* Enero cumpleañero *





En honor a todos nuestros amiguitos que han nacido durante el mes de enero (y, por ende, sufrido las fiestas infantiles menos convocantes de la historia), les dedicamos con mucho amor esta foto alusiva a la adaptación de un conocido tema de Pier:


CAPRICORNIO Y ROCK AND ROLLLLLLLLLLLLLL!!!!!! (Reversionado por Cadáver Jujeño, una banda que se las trae)


Por ahora sólo el título, en breve estará el disco en sus almacenes y verdulerías amigas.



SalúT!



(Por Rennie y Mel)

El síndrome norteño

Cuando se te acaban las baterías las podés recargar en cualquier lugar






















Encuentre las 521 diferencias